NO SUBESTIMES EL PODER DE LA ILUSION

martes, 24 de octubre de 2017

LO QUE UNA ENCUESTA NO VE


La realidad del día a día de los centros de trabajo, el miedo a lo que ocurrirá, la presión desmedida y constante, las prolongaciones de jornada, la exigencia de cumplimiento, las continuas acciones de formación, convocatorias, multis, “rones”, compromisos, el cambio de puesto de trabajo de profesionales que venían realizando su función pero que son rebajados de destino, los expedientes disciplinarios aleatorios, los despidos ejemplarizantes, las cartas de amonestación a pesar de que se cumplen todas las instrucciones, la falta de personal, la falta de empatía con las situaciones individuales, los “comités” disciplinarios, las llamadas a deshoras, las amenazas directas y/o veladas, las malas formas y un larguísimo etcétera del que cada cual puede añadir casos y cosas, son el verdadero y único reflejo de la situación anímica de la plantilla.




La realidad se resume en las quejas de los empleados, a los que no escuchan arriba, las cuales recopilamos desde UGT para componer nuestras reivindicaciones, espejo de lo que “la gente” quiere. La verdadera situación anímica, se refleja en cartas como esta, de la que extraemos algunos párrafos que son generales a muchos empleados y empleadas:

“Para mi este puesto es como una losa. El trimestre pasado no ha sido bueno para la sucursal y la jefa de zona hace su labor y la directora también, lógicamente. Es una lucha a muerte diaria que no sé cuánto tiempo voy a poder aguantar. Vivo agotada, la verdad. Me agota vivir con la sensación de que si no vendo me van a despedir, o me van a echar una bronca enorme haciendo hincapié en mis debilidades. Trabajo, me agoto, nunca produces lo suficiente,  te dicen que no vales, te vienes abajo, luchas por salir adelante… me paso el día llorando, es agotador tenerlo que hacer en el trabajo también, dudando siempre de si perderé el puesto, acaba conmigo. No tengo a lo que agarrarme aunque la psicóloga me dice que la estabilidad de uno no tiene que depender de cosas externas. En mi caso, el trabajo es un apoyo fuerte.
A mi este trato deshumanizado, lejos de motivarme a trabajar y producir más, lo que consigue es que me deprima, que se me haga mucho más cuesta arriba mi día a día y que vaya sin ilusión a trabajar. A mi entender, un trabajador produce más en primer lugar si se le trata como a una persona y ya después, si se le motiva y se le potencian sus fortalezas ayudándole a corregir sus debilidades. En mi caso, el tirar por tierra mi esfuerzo diario,  lo que consigue es que me venga abajo.
                         
No entiendo que una persona sana pero con enchufe y evaluaciones negativas seguidas en los últimos años, esté en un puesto de atención al cliente con 46 años que tiene. Es muy injusto que personas que realmente se consumen con esto, a las que realmente les afecta a su salud, no puedan optar a un puesto que les permita no acabar en una baja. Ese es mi miedo. He estado muchas veces cerca de coger la baja pero no lo he hecho por miedo, por lo que os comento de que para mí el trabajo es muy importante y no quiero causar problemas a la empresa. 

 Sois mi única opción. Ahora con lo de la certificación ando con bastante más ansiedad. Me cuesta mucho no reaccionar ante estas situaciones sin ansiedad, aunque estoy trabajando con la psicóloga el tratar de reaccionar de otro modo ante situaciones de estrés.

No sé, es duro vivir así.”

“Es duro vivir así”, acaba diciendo esta persona, esta profesional, este gestor comercial cuyos números no son malos, por el contrario, y que vive agobiada porque en un “ERE” pasado fue “invitada” a irse y no sabe si hay un futuro qué ocurrirá. “Es duro vivir así”, este día a día nuestro, señores directivos del Banco de Santander, primera Entidad nacional, a la que todos los empleados deseamos que sea la líder mundial, los mayores éxitos, los mayores triunfos, pero no a costa de la salud de los trabajadores. La situación anímica en nuestra Entidad es de miedo, desánimo, incredulidad, estrés …

“Es duro vivir así ”, ¿se puede decir más claro?. Ojalá esta circular, esta nota, se lea donde se debe leer y en vez de intentar acallar nuestra voz, intenten escuchar a la plantilla. “Es duro vivir así”, a pesar del Flexiworking, de la Digilosofía, porque para la vida aún no hay ninguna “app”, porque el corazón y el sentimiento de las personas, no se miden en ranking, pues si se pudiera medir, a algunos les iba a salir “negativo en humanidad”.


“Sois mi única opción” añade, que no se crea nadie, los Sindicatos somos la última barrera contra el abuso, por eso se intenta eliminarnos, crearnos mala fama, magnificar nuestros errores y sustituirnos a UGT por otros “más complacientes”, 

No será así, pero solo si tu quieres.




Sección  Santander  UGT  Madrid  en  Banco  Santander

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por escribirnos.

Sec. Sindical UGT - Madrid
en Banco de Santnader

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.